. . .

En la política, la igualdad de géneros aun no es un tema aceptado

Las mujeres han conquistado muchos espacios importantes en el mundo desde su liberación en el siglo pasado, y es que ha quedado más que demostrado que las mueres están preparadas para asumir cualquier cargo que los hombres por tradición, siempre han ocupado, entre ellos los puestos políticos.

Y es que si echamos una mirada a los parlamentos, ministros y consejos de gobiernos de nuestros países, veremos que aun los hombres son la mayoría y que las mujeres ocupan espacios mínimos, aunque en algunos países se ha luchado porque la inclusión de mujeres sea mayor.

Una situación que no le ha sido fácil a la mayoría de las líderes políticas

Según muchas entrevistas y la experiencia que han contado las mujeres que han llegado a ocupar importantes puestos en la política, su llegada a estos sitios no ha sido fácil, y es que siempre son juzgadas por ser mujeres, y no solo cuestionadas por los hombres, sino también por otras mujeres.

Y es que no solo las mujeres han tenido que luchar contra lo que piensan los hombres, y sobre sus costumbres de que en cargos importantes, especialmente los relacionados como el presupuesto, una mujer no es la ideal, sino también contra otra mujeres que piensan que el trabajo natural de una mujer debe ser su casa y sus hijos, y que si está en la política, descuida su deber natural.

Y esto ha sido una lucha para estas mujeres, que han sido cuestionadas mucho por los medios de ocupación, y es que mas allá de preguntarles por sus políticas, y por su cargo ejercido, muchos periodistas preguntaban era por su casa, por sus hijos, cómo hacen para sobrellevar ambas cosas, cosa que de por sí es un atropellamiento sobre la mujer.

No se debe subestimar el compromiso de una madre en la política

Cuando una mujer que es madre decide estar en la política, lo hace porque es algo que le apasiona, y la política es un trabajo como cualquier otro, como las que son maestras, las que cuidan enfermos, las que son directoras de compañías o que son modelos.

Y si una mujer que es madre ocupa cargos políticos, no solo lo hace porque es lo que le gusta, sino porque ve en esos espacios la oportunidad perfecta para poder también ser gestora de cambios, pero también se le juzga por ello, así que no ha sido fácil para la mujer ejercer cargos políticos sin ser cuestionadas de alguna manera.

No es una cuestión de igualdad en números, son los argos ocupados

Se cree que en todo el mundo, incluso en países en donde el parlamento presenta un número igualitario de hombres que de mujeres, que la desigualdad de género no va en esto, porque ciertamente los números favorecen a las mujeres, sino ene le hecho en los lugares que éstas ocupan.

Ya que la preocupación de las mujeres está en la desigualdad que hay a la hora de presidir comisiones, siempre es preferible colocar a un hombre al frente, al igual en los partidos, muy pocos son los que postilan mujeres para cargos de alcalde, de gobernador, y muy poco aun las veces en que se postula a una mujer para presidente.

error: Content is protected !!