. . .

Así como cualquier otra relación laboral, las personas de servicio doméstico deben disponer de un contrato donde se expongan los deberes y los derechos de ambas partes, en ambas partes existen responsabilidades importantes y que te explicaremos en este apartado. 

Derechos laborales del empleado del hogar 

El empleado de servicio doméstico dispondrá de sus derechos laborales básicos, como el derecho al trabajo y a la libertad de ejercer su oficio con tranquilidad, además de la libertad para la negociación colectiva y a la adopción de medidas de conflicto colectivo, reuniones, etc. 

Por su parte y en relación a su trabajo, es una persona que tiene derecho a la ocupación efectiva de su empleo sin ser discriminado o maltratado, además, de mantener su integridad física y una adecuada política de seguridad, respeto a su intimidad y de ser tratado como una persona digna. 

De igual forma tiene derecho a percibir puntualmente su pago y al ejercicio de sus acciones de acuerdo al contrato establecido por la empresa, de su jefe directo o el empleador. 

Todo sobre el reconocimiento de los derechos de empleados domésticos

Deberes laborales del empleado del hogar 

Aunque es importante reconocer sus derechos también es importante indicar cuales son sus deberes laborales, entre ellos están: 

  • El cumplimiento de las obligaciones de su puesto de trabajo.
  • La atención a que se cumplan todas las medidas de seguridad e higiene.
  • Seguir las instrucciones derivadas del empleador o aquellas que provengan del contrato de trabajo. 
  • Exigirle a su jefe o contratante que lo afilie a la seguridad social o al subsidio familiar.
  • Estar debidamente informado acerca de sus derechos laborales para hacerlos deberes cuando sea necesario. 

Deberes del jefe o empleador 

Expertos que han trabajado con Cerraduras Inceca señalan que el empleador por su parte está en la obligación de cuidar que el trabajo del empleado del hogar se lleve a cabo bajo las debidas condiciones de seguridad y salud necesarias, por lo que es indispensable tomar las medidas pertinentes, teniendo en cuenta las características del trabajo doméstico. 

De igual forma, el empleador o propietario del inmueble está en la obligación de tomar las medidas necesarias para restringir el trabajador doméstico a ciertas áreas del lugar, así como instalar los dispositivos de seguridad necesarios de la mano de los mejores cerrajeros profesionales y que las llaves de estos dispositivos solo sea usado por sus dueños. 

Finalmente, aunque las estadísticas indican que gran parte de las personas se refieren principalmente a las mujeres como empleadas domésticas, las leyes se refieren principalmente a los empleados del hogar y los mismos tienen una relación laboral especial en el hogar y es necesario que estas leyes existen para establecer los deberes y derechos de los mismos ante la sociedad. 

Además el empleado o la empleada de las tareas del hogar debe ser contratado principalmente por el propietario del inmueble o jefe del hogar, este debe indicarle sus obligaciones en las tareas del hogar o en el cuidado de algún familiar y es por eso que el vínculo y la confianza entre ambos sea indispensable. 

error: Content is protected !!